Los 6 beneficios de aplicar una estrategia de Social Listening en tu empresa.

Mediante una correcta y fructífera monitorización de las redes sociales, las empresas podrán:

1. Identificar a su público objetivo.

Sin un conocimiento profundo del público objetivo es imposible diseñar una estrategia de marketing digital adecuada. Utilizando la herramienta apropiada, el Social Listening permite determinar en qué contextos y canales se está hablando de una marca o los productos que ofrece. Una monitorización basada en temáticas relevantes para las empresas, arroja información útil y actualizada sobre la experiencia y los intereses de sus consumidores o clientes potenciales.  Observar de forma continuada tanto los contenidos con los que más interactúan los usuarios como aquéllos que no les interesan, nos permitirá ir optimizando nuestra estrategia de contenidos paso a paso.

2. No perder de vista a la competencia.

Monitorizar la experiencia de clientes de la competencia resulta casi tan importante como hacerlo sobre nuestra propia empresa. Esta monitorización puede estar orientada tanto a analizar la imagen y la actividad de las empresas que estén dentro de nuestro radar competitivo, como a estudiar su oferta de productos/servicios, fortalezas, debilidades o cualquier otra información relevante que nos permita mejorar nuestra propuesta de valor para ser más competitivos.

3. Reconocer los conflictos en su origen.

Uno de los fenómenos más temidos por los responsables del marketing en este contexto de diálogo continuo es la llamada crisis de reputación. Esto se podría definir como una explosión de descontento que suele originarse a partir de comentarios negativos y críticos hacia una empresa o persona en particular, que se extiende de manera viral por las redes sociales. Con una correcta monitorización, es posible detectar el origen de una posible crisis y tomar medidas de prevención,  antes de que los daños sean irreversibles.

4. Ofrecer atención al cliente en tiempo real.

El marketing en las redes sociales supone un gran reto para el community manager de cualquier empresa, ya que al usuario le resulta muy sencillo emitir públicamente cualquier tipo de comentario a través de su perfil personal o directamente en la página de la empresa. Una atención rápida y eficaz a estas interacciones con las marcas, aumenta la satisfacción del consumidor y transmite una imagen positiva de la empresa.

5. Gestionar la reputación online.

Hoy es posible encontrar en Internet todo tipo de críticas, recomendaciones y discusiones en torno a un producto o servicio. Es por eso que los comentarios en redes sociales, blogs y foros son tan importantes como fuentes de información para las empresas. Con una correcta selección estratégica de palabras clave (keywords), el análisis de los datos recolectados a través de la monitorización de canales digitales también puede determinar si esas opiniones están asociadas a un sentimiento positivo, negativo o neutro, para que el equipo de marketing actúe en consecuencia en los canales indicados.

6. Detectar tendencias y aplicarlas.

Conocer a nuestro público objetivo, permite ocuparnos de las necesidades y  deseos de clientes actuales o potenciales para detectar oportunidades innovadoras que repercutan en el ámbito de la gestión de productos. Los consumidores no solo plasman en la red su frustración o descontento, sino que también comunican a las empresas porqué están insatisfechos y hasta emiten propuestas concretas de mejora. La identificación de tales ideas para su posterior implementación, es otra de las soluciones que ofrece el Social Listening.

¡Animate a implementarlo! Consultanos.