Cómo sumar clientes potenciales a tu base de datos

Obtener los datos de personas interesadas en nuestros productos o servicios, es el primer paso para lograr convertirlos en clientes. Para esto es importante conocer  ciertos términos y herramientas que nos ayudarán a entender cómo se construye una estrategia basada en aquellas acciones o procesos enfocados en conseguir contactos calificados y poder nutrir nuestra base de datos.

¿Qué es un Lead?

Un contacto o lead es todo aquel usuario de una página web que, en un momento determinado, demuestra interés en lo que le ofrecemos y nos facilita sus datos a través de un formulario. De esta manera,  pierde su condición de visitante anónimo y se convierte en un contacto sobre el cual podremos hacer un seguimiento. Existen muchos tipos de leads en función del grado de interés que demuestre la persona que solicita información sobre un producto o servicio. Los más valiosos para las empresas son los leads cualificados o hot leads (aquellos que presentan un interés muy elevado) pues, en este caso, las probabilidades de que el prospecto acabe realizando una transacción son muy altas.

En el extremo opuesto se encuentran los corregistros o personas de nuestro público objetivo que pueden no tener interés de compra pero se registran para recibir información de uno o varios anunciantes.

¿Qué es la captación de leads?

La captación de leads son todas aquellas acciones o procesos enfocados en conseguir esos contactos para nutrir una base de datos.

Prácticamente todos los negocios tienen la misma razón de ser y finalidad: conseguir clientes. Para ello, llevamos a cabo distintas acciones y propuestas en función del presupuesto, de los canales y recursos disponibles.

¿Cómo se consiguen los leads?

Para conseguir leads necesitamos que los usuarios visiten nuestra web o tengan algún tipo de interacción con la marca, por ejemplo,  dejar su email al ver un vídeo interactivo o un anuncio de Facebook Ads. De esta manera, su email quedará guardado en la base de datos de la empresa y pasará a ser un nuevo registro sobre el que podremos poner en marcha acciones de marketing digital.

Landing pages, un elemento fundamental para poder desarrollar esta estrategia

La landing page o página de aterrizaje es un elemento absolutamente clave a la hora de captar leads, ya que es el link que lo va a conducir al formulario para que complete con sus datos. La landing page debe impactar en el usuario, tanto por la forma (diseño) como por el fondo (contenido):

  • El diseño de la landing page debe ser impactante, limpio y atractivo. Es fundamental atraer al usuario y no distraerlo con elementos superfluos.
  • El texto de la landing debe tener gancho, suscitar de inmediato el interés del usuario y convencerlo de que facilitándonos sus datos podremos ayudarlo a resolver su necesidad, ya sea a través de contenidos que le aportarán información de interés, recibiendo asesoramiento personalizado, etc.
  • Los vídeos y otros elementos interactivos son formatos recomendables para conseguir más conversiones de usuarios a leads.